Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

eMujeres | Edición Marzo

Scroll to top

Top

No Comments

Ebola, el mal del siglo

Ebola, el mal del siglo

La fiebre hemorrágica del Ébola es causada por un virus. Es una enfermedad grave y muchas veces fatal. Puede afectar a humanos y a otros primates. Los investigadores creen que los humanos la contraen a través de un animal infectado. Puede contagiarse de persona a persona por medio de sangre o secreciones.

Los síntomas pueden aparecer entre los dos y los 21 días luego de la exposición al virus. En general, incluyen: fiebre, dolor de cabeza, dolor en los músculos y articulaciones, debilidad, diarrea, vómitos, dolor estomacal, falta de apetito.

Otros síntomas incluyen sarpullido, enrojecimiento de los ojos y sangrado interno y externo.

Los primeros síntomas son similares a los de otras enfermedades comunes. Esto hace difícil diagnosticar a una persona que ha sido infectada por poco tiempo. Sin embargo, si una persona presenta estos síntomas y existe la sospecha de Ébola, el paciente debe ser aislado en cuarentena. También es importante avisar a las autoridades sanitarias. Varios exámenes de laboratorio pueden confirmar el diagnóstico de Ébola.

No existe una cura para el Ébola. El tratamiento consiste en proveer cuidado de apoyo como fluidos, oxígeno y tratamientos para las complicaciones. Algunas personas con Ébola se recuperan pero muchas no.

Ahora hablaremos de las actualidades:

Hemos vivido un bombardeo de información sobre la enfermedad llamada Ébola o Enfermedad Hemorrágica del Ébola. Por lo que tratare de explicar las circunstancias de los problemas súper burocráticos con los que ha tenido a la comunidad médica y sanitaria del mundo enfrentar y en ocasiones morir.

El nombre, de la enfermedad, viene porque fue descubierta o descrita cerca de un rio de ese nombre, por el científico belga Dr. Peter Pio y que se han descrito cinco variantes y que ha causado que la OMS se ponga a trabajar y que ha puesto en evidencia que hasta los sistema más sofisticados han caído en evidencia que lo protocolos diseñados por los organismos internacionales son letra muerta, en los textos de infectología que tenemos a mano y que los primeros que mueren pertenecen al personal sanitario, por falta de medios preventivos y de instrumental adecuado para prevenir la contaminación del valioso personal de atención al paciente infectado.

La actual epidemia del virus del Ébola se declaró a principios de este año en Guinea, antes de extenderse a Liberia y luego a Sierra Leona.

También se ha constatado un brote en la República Democrática del Congo, aunque según las autoridades de ese país, no tiene relación con lo que ocurre en el África Occidental.

El grupo de Médicos sin Frontera, organización sin fines de lucro, reporto el brote y pasaron varios meses sin que la OMS tomara cartas en el asunto. El tan afamado CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) fue llamado al orden por el Presidente de USA, Obama, ante las evidencias de que no actuaron a tiempo y siendo ellos el más sofisticado instituto de control de enfermedades infecciosas y altamente peligrosas en la sociedad nacional y continental. Debemos saber que los trajes de protección deben seguir protocolos de conservación y con una caducidad bien establecida.

El tenerlos en almacenes todos apilados, no garantizan su viabilidad cuando realmente deban ser usados.

Espero haber incrementado su conocimiento y si en algo puedo ayudar, estoy a sus órdenes.

Submit a Comment