Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

eMujeres | Edición Marzo

Scroll to top

Top

No Comments

El miedo de nuestra mascota a los ruidos fuertes

El miedo de nuestra mascota a los ruidos fuertes
Comité Editorial

Septiembre en México es un mes de celebraciones. Y los mexicanos somos ruidosos. Fiestas tan importantes como el Aniversario de la Independencia no pueden pasar sin fuegos pirotécnicos, estallido de cohetes de todos tamaños y sonidos, muchas risas, gritos, etc.

Algunos perros presentan un miedo marcado a los ruidos estruendosos.

Nuestra mascota puede comportarse de dos formas: intenta esconderse o sale huyendo

El perro que sale huyendo es el que más peligro corre ya que su pánico hace que no oiga nada, no vea nada y corra peligro de ser atropellado o de perderse y no saber volver.

Al momento de darnos cuenta de que nuestro perro tiene problema con los sonidos fuertes, debemos darle atención pues éste tipo de problemas no se resuelven solos, pero sí es posible resolverlos con la ayuda del dueño amoroso y dedicado.

La causa más común de éste miedo es una socialización deficiente, es decir si de cachorro el perro nunca ha sido expuesto a ruidos fuertes es más probable que les tenga miedo de adulto. Existen también perros muy nerviosos que se sobresaltan fácilmente ante cualquier ruido, mucho más si son ruidos fuertes.

La mejor manera de ayudar a nuestra mascota es NO DARLE AFECTO cuando se encuentra alterado por los ruidos, pues el pensará que su comportamiento es correcto (esconderse o huir). Debemos comportarnos normalmente para demostrarle que no pasa nada y buscar de donde proviene el ruido. Si es posible, eliminarlo, por ejemplo si están tronando cohetes en nuestra casa. Si no, por ejemplo en una tormenta eléctrica, acompañarlo y cada vez que se presente el ruido comportarse con tranquilidad. Si nuestra mascota ve que el dueño está tranquilo él nos imitará.

Pruébe éstos sencillos consejos y tendrá un Mes de la Patria con sus mascotas tranquilas.

Submit a Comment