Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

eMujeres | Edición Marzo

Scroll to top

Top

No Comments

Hongos y setas. Una agradable sorpresa de temporada

Hongos y setas. Una agradable sorpresa de temporada

Con la llegada del verano y la humedad, comienzan a cobrar protagonismo en nuestra mesa las setas y hongos y dado que sólo podemos conseguirlos frescos por un corto período de tiempo, por lo que debemos sacar el mayor provecho posible a estos ingredientes saludables.

Hongos y setas: frutos del otoño

La humedad que caracteriza al otoño es lo que permite que ésta sea la temporada de setas y hongos que podemos conseguir frescos, a un precio mucho más accesible y de mucha mejor calidad en estos meses del año. Con ellos podemos elaborar muchas y diversas preparaciones en las cuáles dejarán todos sus nutrientes y propiedades saludables.

Las setas derivan de los hongos y de ambos hay especies comestibles mientras que otras pueden resultar fatales para el organismo humano. Hay miles de especies diferentes y sólo unas pocas son ingredientes aptos para la cocina.

Las setas y hongos no son ingredientes considerados vegetales ni tampoco alimentos de origen animal, sino que son organismos totalmente diferentes que ofrecen peculiares y saludables características que podemos disfrutar al incluirlos en nuestros platos.

La mayor parte de las setas y hongos comestibles tienen similares características nutricionales, sin embargo, podemos conseguir especies muy diferentes en color, formato y textura, por ejemplo los níscalos son muy distintos a los champiñones y éstos también se diferentes notablemente de las gírgolas o de las trompetas de la muerte.

En líneas generales, las setas y los hongos se componen por más de un 90% de agua, lo que indica que son alimentos muy bajos en calorías, pues no alcanzan a las 40 Kcal por cada 100 gramos.

El nutriente principal de este ingrediente es la proteína, siendo mínima la cantidad de hidratos y grasas que ofrece, aunque entre los pocos ácidos grasos que posee destacan los ácidos poliinsaturados que sabemos, benefician la salud cardiovascular.

Además, los hongos y setas contienen buena proporción de micronutrientes, entre ellos es importante destacar la presencia de potasio y fósforo, así como de selenio. Mientras que entre las vitaminas predominan las del complejo B como la vitamina B5, B2, B1 y el ácido fólico. También encontramos en estos ingredientes una mínima cantidad de vitamina E con función antioxidante.

Tanto con los hongos como con las setas, podemos preparar infinidad de platillos. Pongamos a prueba nuestro ingenio y disfrutemos de los hongos.

Submit a Comment