Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

eMujeres | Edición Marzo

Scroll to top

Top

No Comments

La rosca de reyes

La rosca de reyes
Débora Hernández Guerra Chef

Elaborada a base de levadura y con un gran surtido de frutas secas como el higo y el acitrón, la Rosca de Reyes se ha convertido en una gran tradición mexicana.

Esta festividad, cuando los niños reciben ansiosos la visita de los reyes magos, es una de las más esperadas del año, y en la mayoría de las casas de nuestro país se disfruta con una gran rosca en la mesa, acompañada por un chocolate caliente, lo que representa la fusión de culturas.

Aunque como bocado esta especialidad es un gran regalo al paladar, este pan tiene otras bondades, como guardar en su interior un niño Dios o, según donde se compre, algunas piezas representativas del Nacimiento, que dan pie a que quien encuentre uno de estas figuras en su rebanada, pague los tamales el 2 de febrero, día de la Candelaria, tal y como lo dicta la tradición.

ESCONDITE PERFECTO

Aunque esta rosca es llamada de reyes, y la relacionamos con la visita de Melchor, Gaspar y Baltazar al niño Dios, se dice que su simbolismo es otro, y que las figuras que se esconden en el interior del pan, representan la escena de cuando María y José escondieron al niño Jesús de Herodes, quien al enterarse que había nacido el Rey de Reyes, ordenó la matanza de los niños primogénitos para evitar así ser destronado.

De esta manera, el cuchillo con el que se corta la rosca también representa el peligro en el que se encontraba el niño Jesús.

Cuando una persona tiene la fortuna de encontrar una figura en su trozo de rosca, automáticamente se convierte en padrino, y se supone que debe vestir al niño Dios con ropas nuevas y llevarlo a bendecir a la iglesia el Día de la Candelaria.

El INICIO DE UN MANJAR

En nuestro país esta tradición fue traída por los españoles en el siglo XVI, y se dice que tiene su origen en Francia, donde celebraban la Epifanía alrededor de una especie de pan redondo decorado con frutos cristalizados, dentro del cual escondían una haba.

Posteriormente, esa haba se sustituyó por las figuras del niño que representan a Jesús de niño, cuando era perseguido por Herodes para matarlo. En un inicio, estas figuras eran de porcelana o cerámica, y actualmente son de plástico.

PACIENCIA Y AMOR

Para el chef Joan Bagur, elaborar la rosca de reyes es todo un ritual, porque se trata de un bocado “digno de reyes”, y que para su preparación, se necesita de un ingrediente primordial: la paciencia.

“Este es el ingrediente más importante, pan y ciencia. En esta rosca un día antes hacemos una masa madre que tiene 24 horas de reposo, al día siguiente añadimos esa masa madre al resto de los ingredientes, dejamos fermentar, reposar. Desgasificamos, significa, que le quitamos el gas, la masa la aplastamos, se forma y se vuelve a fermentar para que tenga todo ese sabor de mantequilla, láctea y tenga esa textura, y con ese reposo de la masa madre, la rosca aguanta varios días”.

Originario de España, Joan Bagur señala que al igual que en México, en su tierra también se festeja esta fecha, pero con un roscón de reyes, muy parecido a la rosca mexicana, pero con la diferencia de que lleva gran cantidad de almendras, mazapán y crema pastelera.

En Sal y Dulce Artesanos, cafetería y pastelería que hace unos años abrió en sociedad con la chef Maritere Ramírez Degollado, y que poco a poco se ha extendido por diversos puntos de la ciudad, Joan indica que se preocupan por conservar las costumbres de barrio, donde está la identidad.

“Queremos regresar a esa convivencia de barrio, y bajo esa visión elaboramos la mayoría de nuestros productos, en este caso, las roscas. Preferimos hacer mil roscas menos, pero nos gusta que a las mesas lleguen calientitas, recién salidas del horno, para que las familias puedan disfrutarlas al máximo”, indica el chef.

Submit a Comment