Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

eMujeres | Edición Marzo

Scroll to top

Top

No Comments

Llevar una vida realmente saludable ¡es imposible!

Llevar una vida realmente saludable ¡es imposible!
Lic. Ana Laura Lezama Nutrióloga

Esta es una frase que oigo constantemente no solo de pacientes sino de amigos, de familiares, pero ya hoy en día puedo decir que muchos otros de mis amigos y familiares han entendido que realmente no es imposible una vida saludable como se piensa, usar la frase trillada de “es que es un cambio de estilo de vida” ya no causa impacto en las personas, por lo que hay que presentarles opciones realmente que se adapten a sus estilos de vida, mostrarles que hay muchos alimentos que pueden comer y que no solo no les harán subir de peso sino les traerán salud, enseñarlos a combinar alimentos para que su paladar salga de la rutina al que lo tenemos sometido, escuchar cuales son los alimentos que les gustan y que no les gustan, oír sus horarios de trabajo pero sobretodo y lo más importante EDUCARLOS y decirles que, lo que yo les cuento no es solo para ellos, sino para toda su familia, en la mayoría de las consultas no solo oriento al paciente sino le digo que hacer con sus hijos con su esposo o esposa, para ir poco a poco pero con paso firme cambiando toda esta bola de nieve gigante que la industria alimentaria ha venido a vendernos y que se ha aprovechado de la ignorancia muchas veces de las personas para entrar en sus hogares, es muy triste para mí como nutrióloga pero peor para el paciente cuando le digo que la mayoría de las cosas que hace en su día están mal pero lo más triste es que él me cuenta muy orgulloso/a que cena su cereal con leche, o que a media mañana come barras, o que ya no cena, o que solo come arroz blanco y ya tortillas no, que es solo come pan integral, y cuando comienzo a enseñarle, que es lo que yo llamo EDUCACION NUTRICIONAL su cara de sorpresa de cómo ha sido víctima de toda una mercadotecnia que no le importa la salud del consumidor sino solo vender, hoy México ya tiene generaciones de adultos que se presume que verán morir a sus hijos por esta cantidad de comida chatarra (y no hablo solo de frituras, refrescos y azúcar, sino de mucha comida que se hace pasar por saludable y solo va deteriorando los cuerpos de nuestros niños) por eso es que este artículo es una invitación a todas las personas piensan que los nutriólogos estamos locos y que es imposible cambiar, es una invitación a que se den cuenta que comer sano no significa comer ensaladas, pepinos, jícamas y pollo a la plancha que hay muchas otras cosas que podemos hacer por su salud, es una invitación para que valoren no solo su físico sino su salud porque ¿qué padres quisieran dejarle de herencia a sus hijos enfermedades? Ninguno, pero hay que actuar y si me siento en la obligación de decirles que es solo cuestión de decisión, disciplina, orden, y mucho amor por nuestras vidas. Ojalá se animen y empecemos a revertir esta avalancha de enfermedades que la obesidad está trayendo desde los niños hasta las muertes causadas en adultos.

Felices fiestas navideñas.

Submit a Comment